• agosto 2010
    L M X J V S D
        Sep »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Categorías

  • Archivos

  • Lar São Jerónimo

  • Síguenos en:

La llegada al Lar

Empecemos desde el principio, narrando el modo en que todos suelen llegar al Lar São Jerónimo, para tratar así de explicar de la mejor manera posible cómo se vive aquí.

El Aeropuerto Internacional de Beira, a las afueras de la ciudad, dispone de una sola terminal, es tranquilo, no se producen largas esperas al desembarcar o recoger el equipaje y, a la salida, el viajero no padece el típico acoso sobre si necesita o no que le lleven la maleta, coger un taxi o buscar un guía. No, Mozambique en eso es muy  diferente a lo que uno se puede encontrar en otras zonas de África. Los motivos podrían ser varios, simples hipótesis: orgullo, discreción, la relativa frecuencia con la que se puede ver un hombre blanco (‘muzungu’, en lengua local), algunos de ellos nacidos en Mozambique, descendientes de los antiguos colonos portugueses.

Chapas / Moncho Torres

Si se opta por coger un taxi, lujo poco frecuente cuando el modo habitual de transporte es la ‘chapa’ (furgoneta que suele ir llena hasta los topes, con pasajeros, literalmente, unos encima de otros), el trayecto puede ser caro. En el caso del recorrido Aeropuerto – Inhamizua (barrio periférico donde se encuentra el centro): 500 meticales, unos 10 € (48 meticales = 1 euro). Precio indicado tras mostrar una lista plastificada con los destinos y las diferentes tarifas.

Caminho do Matadouro / Moncho Torres

Sorprenderá ver que se conduce por la izquierda y que el volante se encuentra a la derecha. Esto se debe a la influencia de los países anglófonos limítrofes. Mozambique es un país de grandes llanuras, donde las carreteras son rectas y a los lados abundan las ‘machambas’ o zonas de cultivo. Uno no debe desesperarse ante la temeridad generalizada en la conducción, la aparente falta de reglas, el todo vale. Los mozambiqueños disponen de un sexto sentido para evitar los accidentes, aunque las ventanas no sean más que un plástico, parezca que la puerta se vaya a caer en cualquier momento y los frenos fallen.

El lugar específico en Inhamizua: Caminho do Matadouro. Posiblemente el taxista no lo conozca pero, como se suele decir, “preguntando se llega a Roma”. El indicativo que da la gente, para saber cuál de los numerosos caminos que hay a los lados de la carretera general conduce al centro, suele ser el mismo: “Donde hay un poste de alta tensión”. Encontrado, después de unos 15 minutos de recorrido, sólo queda avanzar por un camino de tierra repleto de baches. Tras unos 200 metros, a mano derecha, un gran portalón azul con casas amarillas al fondo señalará el fin del trayecto: el Lar São Jerónimo.

Entrada al Lar São Jerónimo / Moncho Torres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: