• octubre 2010
    L M X J V S D
    « Sep   Nov »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Categorías

  • Archivos

  • Lar São Jerónimo

    Lar São Jerónimo

  • Síguenos en:

Combatiendo la desnutrición

Tres días a la semana, en el ambulatorio de Matadouro (a pocos metros de donde se encuentra el Lar São Jerónimo), decenas de madres llevan a sus hijos a reconocimiento médico, sobre todo para calcular su peso y altura, y así diagnosticar los casos de desnutrición. Comienzan pronto, a las 7.30 de la mañana. “Las hemos obligado a venir tan pronto para que acudan al médico antes de ir a la machamba (zona de cultivo), porque si lo hacen después muchas ya no vienen”, explica con rostro severo la doctora Julia Alberto.

Dominica Paulino, la enfermera, en el ambulatorio de Matadouro / M. Torres

La enfermera Dominica Paulino, la encargada de realizar las mediciones, explica, con esa dulzura característica de los que están acostumbrados a tratar con bebés: “Solemos tener unos 15 casos de desnutrición al mes. En general se trata de casos de desnutrición ‘normal’, que se combaten aconsejando a la madre sobre el tipo de alimentación que debe dar al niño para que éste se reponga. En los casos más graves, sin embargo, es preciso enviarlos al hospital de Chunguzura”. La doctora Julia Alberto añade: “El problema es que muchas veces las madres vienen cuando el niño está ya muy mal, con anemia, malaria, cuando algunos daños sufridos por la criatura son ya irreparables”.

El Plano Estratégico de Acción en Seguridad Alimentaria y Nutricional de Mozambique (2008 – 2015) define desnutrición como “una forma de malnutrición con deficiencias respecto a las calorías, vitaminas y minerales, acompañada de infecciones agudas”. El pasado 16 de octubre se celebró el Día Mundial de la Alimentación, que buscó, entre otros objetivos, llamar la atención sobre los más de 195 millones de niños que padecen desnutrición en el Mundo, según datos de UNICEF. La ONG Médicos Sin Fronteras ha lanzado la campaña internacional Hambrientos de atención, cuya finalidad es sensibilizar sobre la desnutrición infantil y solicitar a la Comunidad Internacional que mejore sus políticas de lucha contra la misma:

Lloros / Moncho Torres

“En los ‘puntos críticos de desnutrición’ del mundo, el Cuerno de África, el Sahel y el sur de Asia, muchas familias simplemente no pueden pagar alimentos nutritivos más caros. Necesitan acceso a alimentos con alta densidad energética, ricos en nutrientes, incluidos alimentos de origen animal como leche, carnes y pescado para proporcionar los 40 nutrientes esenciales que necesitan los niños pequeños para crecer y estar sanos.

”Desafortunadamente, la mayoría de los programas actuales de ayuda alimenticia para los países en desarrollo se basan casi exclusivamente en la combinación de cereales fortificados de maíz y soja que pueden aliviar el hambre de un niño pequeño, pero no lo alimenta correctamente. Los donantes internacionales deben terminar con la doble moral. Deben apoyar solamente  los programas que respeten las necesidades nutricionales mínimas de los bebés y niños pequeños, y trabajar con países afectados por la crisis para hacer frente a la desnutrición infantil”.

Sobre Mozambique, el Plano de Acción para la Reducción de la Pobreza Absoluta en Mozambique (PARPA II) señala: “La seguridad alimentaria y nutricional es todavía una cuestión fundamental en Mozambique. Las estadísticas muestran que los índices de desnutrición crónica todavía continúan elevados, con un 41% sólo en los niños menores de 5 años, es decir, casi 1.3 millones de niños”. La causa directa de la desnutrición es la pobreza. En Mozambique ésta, según datos recientes proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística mozambiqueño, ha aumentado, pasando de afectar al 54.1% de la población en 2003 al 54.7% en 2009, cuando el objetivo principal del Gobierno en ese período era reducirla al 45%.

Alumnos de la Escuela Primaria de Matadouro / M. Torres

Sin embargo, hay que decir que nuestra visita al ambulatorio de Matadouro fue un momento para el optimismo. Los pequeños que allí vimos eran fornidos, saludables e incluso alguno deliciosamente rechoncho. Las madres desvestían a los pequeños en el exterior y, tras colocarles una especie de arnés, los colgaban de la balanza que pendía del techo de la construcción. La enfermera Dominica Paulino observaba, ajustando sus gafas, el peso del bebé, luego la tabla de datos y, con una amplia sonrisa, decía: “Éste está bien. Este también. Y éste”. Por un día, hicimos pleno.

Esperando para comer / Moncho Torres

Muy cerca, en la Escuela Primaria de Matadouro, decenas de niños hacían cola, con plato en mano, esperando a que les sirvieran una papilla, posiblemente de maíz, proporcionada por el Estado. La presencia de una cámara de fotos alteró un poco el almuerzo, aunque esto no significó que alguno lo dejara a un lado. En África, en general, no resulta preciso insistir para que se terminen su ración.

En el Lar São Jerónimo, cuando se pregunta a los jóvenes acogidos en el centro qué es lo que más les gusta de éste, la respuesta, llena de entusiasmo, suele parecerse: “Por los estudios y por la alimentación, aquí podemos comer todos los días”. Y te recuerdan, cuando tratas de profundizar un poco más, cómo salían a pedir a la calle para conseguir el dinero suficiente para poder llevarse algo a la boca. “Era así, no te voy a mentir”, dice Paulino resignado. En el comedor del Lar São Jerónimo almuerzan, todos los días, más de 50 niños. Al terminar resulta una tarea casi imposible encontrar un resto de comida en alguno de los platos.

Uno de esos sanos bebés / Moncho Torres

Anuncios

Una respuesta

  1. Lindísimos esos bebés…que ganas de coger uno y comerselo a besos…enhorabuena está muy bien esa nueva entrada…un besazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: