Los Santos Inocentes. Estamos de fiesta.

Aunque lo primero que nos suele venir a la cabeza en España cuando hablamos de los “santos inocentes” son las bromas, que se intenta (generalmente) que sean de buen gusto y como momento de alegría, típico del tiempo de Navidad, resulta que su origen, como muchos sabéis, no tiene nada de alegre sino de trágico. No, no quiero aguar las fiestas a nadie, pero es así.

Es el recuerdo de los niños que mandó matar el rey Herodes al enterarse que había nacido un niño en Belén, Jesús, que había sido elegido para ser rey de su pueblo. Así murieron, según nos cuenta la Biblia, casi todos los niños menores de dos años. De ahí que se les denomine a estos pequeños Santos Inocentes y su fiesta se recuerde poco después del día de Navidad.

 

Los inocentes niños mandados asesinar por Herodes

Teniendo presente este recuerdo los Padres Somascos celebramos la Jornada Somasca Mundial en Defensa de la Infancia Maltratada, un día especial en el que tenemos presentes los niños que hoy en día siguen sufriendo y muriendo por los “nuevos herodes”, a veces con el nombre y rostro de la pobreza, otros de la explotación infantil, otros del maltrato o abusos, otros del abandono. A tantos que, antes o después de nacer, se les pide entreguen su vida de forma física, psicológica o espiritual. Son situaciones comunes, por desgracia, practicamente en todos los países del mundo.

Junto a esta realidad está toda la humanidad que sigue luchando para preservar para la infancia un lugar apropiado, donde el amor, el respeto, la atención y en general todas las necesidades básicas sean atendidas, donde sin exageraciones, que les convertirían en tiranos, sean tratados como reyes en el sentido cariñoso que tiene esta palabra cuando se dice a alguien que se quiere.

Aquí, tuvimos una fiesta en ese día, hay que reconocerlo, sin pensarlo, pero así fue.

 

Fiesta de los Santos Inocentes / Lar São Jerónimo

En una de la visitas a primeros de diciembre a nuestro Hogar “Dona Odet”, la responsable del departamento de policía de Atención a la Mujer y al Niño, nos dijo que querían organizar una fiesta para los niños que, de una forma u otra, estaban ayudando a crecer al sacarlos de situaciones de abandono o maltrato, y en cierta medida los sentían parte de ellos mismos: niños recogidos de la calle, niños que estaban sufriendo situación de abandono, abuso o explotación. Nos pareció una buena idea y nos ofrecimos a ayudar en lo que fuera necesario y a ofrecer nuestro Centro para llevar a cabo esa fiesta. Y así quedó la cosa.

En un nuevo contacto poco antes de Navidad quedó confirmada la fecha: el día 28 de diciembre. Sería una fiesta en nuestro Centro y estarían invitados niños de varios centros, además de autoridades de la Policía y “Acção Social”.

Llegó el día, ya cerca del mediodía, se presentaron las autoridades, los niños de un centro de menores cercano al nuestro estaban aquí una hora antes, y comenzó la fiesta; la música ya llevaba sonando horas antes para crear ambiente.

 

Sobre estas líneas, varias de las autoridades que pronunciaron unas palabras durante la celebración, entre ellas la Jefa del Departamento de Policía, Dona Odet, y el P. Pedro / L.S.J.

En el salón hubo lo propio de cualquier fiesta que se precie: música, bailes, juegos, alguna que otra actuación, pequeños discursos de autoridades explicando el sentido de la fiesta. Y fuera, al terminar,… mesa y comida para todos, pequeños y mayores.

Le tocó abrir el turno de los mensajes a P. Pedro quien, teniendo presente el significado que este día tenía para nosotros, invitó a “institucionalizar” esta fiesta todos los años en este día, una fiesta por todos esos pequeños que en su inocencia les ha tocado padecer. Después los responsables de la policía explicaron brevemente su labor, que no es solo detener “malandros” (pillos), e invitaron a todos a colaborar para que los niños puedan tener una infancia feliz.

Finalizada la comida hubo también entrega de regalos. Y así se concluyó esta alegre jornada de fiesta y convivencia que todos los presentes disfrutamos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Os felicito.., no es frecuente, en esta fecha, celebrar la fiesta con los que se la merecen. Además la participación de las autoridades creo que les motive para seguir colaborando en favor de la infancia.
    Un abrazo a todos.

  2. ¡¡Hola, a todos!!

    ¡¡Cómo os echo de menos!! Desde España, tiritando de frío, no dejo de recordar los buenos momentos que pasamos juntos durante mis 4 meses de estancia en el Lar.

    No hace falta recordaros que, desde mi marcha, tenéis todo mi apoyo para lo que sea. La labor que estáis realizando ahí es ejemplar, de un inmenso valor, y afirmo con toda seguridad que todos esos niños pueden sentirse afortunados por haberos encontrado.

    Recuerdos a todos, sobre todo a los críos: simpáticos, buenos y cariñosos a pesar de todo lo sufrido.

    Vuestro fiel seguidor

    Moncho Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: