ESTO ES LA PESTE

Português

Italiano

Italiano

English

English

Ahora veo el sentido literal, aunque sea en pequeña escala, de esa frase que tantas veces he oído y usado “esto es la peste”, una expresión usada para referirse generalmente a un mal que se extiende rápidamente, en muchos casos usada para esas “malas hierbas” que aparecen por todos lados y que uno no sabe como eliminarlas. Algo parecido es lo que nos ha ocurrido con los cerdos. Y no hablamos de “peste” con el sentido de olor desagradable.
Pollos -fue la primera especie que criamos- (Foto: Lar São Jerónimo)

Pollos -fue la primera especie que criamos- (Foto: Lar São Jerónimo)

Desde hace año y pico estamos criando cerdos, también tenemos pollos de engorde, algún que otro conejo, tres “conejillos de indias”, que aquí llaman “periquitos”, mejor cuatro, el otro día nació uno, y a mediados de febrero (día 20) comenzamos con cuatro patos, que comparten terreno con unos peces que según dicen caen del cielo con la lluvia, y parece verdad, pues aparecieron en un estanque que a veces se usa como piscina uno de esos días de fuertes lluvias.

Peces

Peces “caidos del cielo” (Foto: Lar São Jerónimo)

Hasta el día 5 de febrero la cría de los cerdos se estaba dando bastante bien, es verdad que las últimas semanas se veía a alguno un poco delgado, pero lo achacamos a que la comida hubiese sido algo más escasa, ya que el número y el tamaño de los cerdos estaba aumentando, o que el mismo pienso que se les estaba dando no tuviese suficiente cantidad de “elementos de engorde”. Después de una noche de fuertes lluvias al día siguientes aparecen 5 cerdos muertos, rápido saltan las alarmas. Es verdad que alguno suelto sí se ha encontrado muerto, pero eran siempre pequeñitos, en todo este tiempo no sé si han llegado a media docena.

Cabras y dos tipos conejos (Foto: Lar São Jerónimo)

Cabras y dos tipos de conejos (Foto: Lar São Jerónimo)

Llamamos entonces a la responsable de agricultura y ganadería, quien ya nos ha asesorado y colaborado con nosotros en otras ocasiones antes de ostentar este cargo. Después de algún tiempo ya estaban aquí dos veterinarios para ver la situación e tomar las medidas pertinentes. Toman muestras de diversos órganos de dos de los cerdos muertos y sangre de algunos de los vivos, no quieren decantarse sino más bien darnos esperanza diciendo que puede que no sea la temida “peste porcina africana” (aquí denominan “peste suina”), que tienen que enviar las muestras a Maputo, la capital del país y en 24 o 48 horas van a tener respuesta.

Cerdos

Las promesas… y los sobrevivientes (Foto: Lar São Jerónimo)

Al día siguiente, por la mañana, vuelven los dos veterinarios para comprobar como van las cosas y preguntan abiertamente cuántos cerdos han aparecido muertos, doce es la respuesta. Ante esto parece no hace falta esperar los resultados, se confirma lo que se sospechaba: ¡esto es la peste! Ya están todos afectados aunque no lo muestren: se les ve muy parados, con pequeñas manchas rojas, como lunares, en todo el cuerpo… Hay que hacer lo que denominan “matanza sanitaria”, es decir, hay que eliminarlos para evitar se extienda más la enfermedad. ¿Qué hacer con los casi 60 cerdos que todavía están vivos? Los que se ven peor desahuciarlos, dejar que siga el ritmo la propia naturaleza, los que se ve que están en mejores condiciones sacrificarlos para aprovechar, si todavía estamos a tiempo, la carne e intentar recuperar algo del gasto y trabajo que ha llevado su cría. Nos ponemos en contacto con el cercano Matadero Municipal, para ver si pueden ellos sacrificar a los que están mejor, no puede ser, tienen demasiado trabajo, habría que esperar a mañana, los veterinarios nos advierten, si se espera a mañana puede que no se tenga ninguno “aprovechable”, y nos ofrecen la posibilidad de pedir al Departamento Provincial de Ganadería autorización para poder matar a los cerdos en el proprio centro, se ofrecen los veterinarios para controlar el sacrificio masivo y así se nos autoriza: 26 cerdos para matar y limpiar en una tarde, pedimos ayuda y vienen unas personas de refuerzo, más de una docena de personas, incluyendo alguno de los chavales mayores del “Lar”, colaboran en esta tarea, un matarife y el resto encargados de limpiarlos, sujetarlos, abrirlos…

Cerdos mamando, eran tiempos de vacas (cerdas) gordas Foto: Lar São Jerónimo

Cerdos mamando, eran tiempos de vacas (cerdas) gordas (Foto: Lar São Jerónimo)

Durante la supervisión todavía son desechados otros cincos, entre ellos el semental que teníamos, el único “grande” (adulto) que estaba en condiciones aparentemente aceptables, y que fue el último que recibió el cuchillo después de ser sujetado por casi todos los presentes. Poco más de 20 cerdos, la mayoría pequeños, alguno mediano, terminaron esa noche en el congelador, de las entrañas hubo que desechar todas. En número algo mayor fueron quemados y enterrados.

La mantanza supervisada por los veterinarios -vista parcial- (Foto: Lar São Jerónimo)

Como era de esperar en los días siguientes fueron muriendo los que quedaban. Aunque siempre se da en la vida algún milagro, muchas veces cuesta verlo, una cerda grande (muy delgada) y una cría siguen vivos, están inmunes, aunque, como bien nos dijeron los veterinarios, que volvieron a pasar unos diez días más tarde, están igualmente infectados, sólo que no manifiestan los síntomas de la enfermedad, por lo que habrá que sacrificarlos antes de poder criar más.
Ahora estamos con los dos sobrevivientes, a la espera de que cojan un poco de peso y sabiendo que, una vez eliminados, y tras desinfectar bien la pocilga y toda la zona tendremos que esperar por lo menos dos meses antes de comenzar de nuevo la cría.

Patos

Patos en su piscina (Foto: Lar São Jerónimo)

De momento seguimos con los pollos, vamos aumentando los patos y preparando el nuevo sector ganadero: cría de vacas, que pueden ayudar mucho a la alimentación del Hogar, tanto con la leche como con la carne. Confiamos en la ayuda de Dios esperando nos ayude en esta nueva etapa a la que se enfrenta nuestra granja.

Anuncios

Una respuesta

  1. San Blas bendito os eche una mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: