COSAS DE NAVIDAD

A lo largo del año ocurren multitud de detalles entrañables, algunos los llaman “guiños de Dios”, otros “sorpresas de la vida”… A veces son cosas muy llamativas, otras prácticamente imperceptibles, puede que casualidades, puede que el resultado de todo un trabajo previo, en ocasiones previsibles y otras inesperadas;

Día 1 de enero florecía la primera flor de la pasión de este año, la foto es del día 2 (Foto: P. Pedro)

Día 1 de enero florecía la primera flor de la pasión de este año, el día 2, como se ve, hay alguna más. (Foto: P. Pedro)

son las que hacen a cada día ser especial y puede que hasta nos hagan alegrarnos o ver las huellas de la bondad/Bondad, con minúsculas o mayúsculas según las creencias de cada uno, que pasa y deja algún pequeño o gran resplandor. Eso sí, hay que tener los ojos abiertos, un tanto ingenuos, con suficiente capacidad de admiración, ojos de niños,

Ojos de niño (Foto: Lar São Jerónimo)

Ojos de niño (Foto: Lar São Jerónimo)

que están abiertos a aprender a ver nuevas cosas que para otros son evidentes, “normales”, sin nada de “especial”.

Este año tuvimos un belén móvil, es decir, que se desplazaban las figuras según las circunstancias o se trasladaban donde hicieran falta. La “sede” estable estaba en el comedor, con todas las figuras al completo, esta vez con figuras “grandes”, que solían estar en la capilla. Así llegó la misa del día de Navidad.

Diversos momentos de la celebración (Foto: Lar São Jerónimo)

Diversos momentos de la celebración (Foto: Lar São Jerónimo)

Comenzamos la celebración, que vendría acompañada de bautismos, con cinco figuras, algunos ya saben cuales: S. José, la Virgen… una oveja con su pastor y un ángel. ¿Quién estaría pensando en el típico “misterio” en el que está, evidentemente, el Niño Jesús, la mula y el buey? Pero no, la mula y el buey quedaron en su sede y el niño Jesús entraría acompañado solemnemente más tarde con el cántico del “gloria”; esto último fue bien aceptado por todos, lo de la falta de animales en el pesebre… no tanto.

Las cinco figuras que acompañaban al Niño (Foto: Lar São Jerónimo)

Las cinco figuras que acompañaban al Niño (Foto: Lar São Jerónimo)

El ganado vacuno iba a pedir su protagonismo en la celebración: «Es la única vez del año que nos ven junto al Niño y nos “dejan fuera” ¡Esto no puede ser!». Y ocurrió lo ¿previsible? La jefa de la manada, Canela, que los que la conocen saben de su genio, se puso frente a la puerta principal queriendo entrar, algo que es algo más habitual en alguno de los perros que tenemos, que les gusta acercarse al altar, allí quería mostrar que era un “derecho de su especie” y no una manía de ella, así que se trajo al resto de la “familia”

¿Es una aparición? ¡No! Es ella, menuda Canela; y viene acompañada. (Foto: Lar São Jerónimo)

¿Es una aparición? ¡No! Es ella, ¡menuda Canela!, y viene acompañada.
(Foto: Lar São Jerónimo)

y ahí tuvimos al ganado vacuno, aun respetando el recinto sagrado, acercándose a ver al Niño. Es Navidad.

Cortadores de hierba

Todos cortando hierba… para que quede bonito. (Foto: Lar São Jerónimo)

Tres días después para los católicos es la fiesta de los Santos Inocentes, en la que se recuerda la matanza de los niños menores de dos años ordenada por el rey Herodes, y que para los Padres Somascos es la Jornada de Defensa de los niños “olvidados”, pues hay nuevos “Herodes” que siguen siendo el peso y los verdugos de tantos niños que, aun en el siglo XXI, dos mil años después, son maltratados. En esa fecha, y es ya la 5ª edición, como nos lo recordaba P. Pedro en la celebración festiva, organizada por la Policía de Menores (Gabinete de atendimento à mulher e à criança víctimas de violencia), se organiza una fiesta (ver noticias del año pasado) en la que son invitados niños de diversos centros de menores,

Saludos y juegos

Saludos al Comandante. Juegos, final de las “sillas musicales”, para los niños. (Foto: Lar São Jerónimo)

huérfanos de miembros de la policía y víctimas de abusos o abandono, que custodian temporalmente hasta encontrar una solución, además de otros niños con pocos recursos; suelen acompañarnos autoridades, en esta ocasión fueron: Dña. Sofía, la esposa del Sr. Gobernador,

Llegada y acogida al Centro

Dña. Sofía recibida por pequeños y mayores. (Foto: Lar São Jerónimo)

que es la tercera vez que nos visita y de la que ya hemos hablado en otras ocasiones, el Comandante Provincial de la Policía, la Directora General de los Servicios Sociales (Acção Social) y otras personalidades, además de colaboradores y representantes de entidades que ayudan a que este evento sea una fiesta por todo lo alto para estos niños: juegos, bailes, discursos, comida y regalos, esta vez una bolsa con sorpresa otorgada por una compañía de telefonía y un gorrito de “papá Noel”.

Acogedor por fuera y por dentro, lugar, gestos y palabras. (Foto Lar Sãi Jerónimo)

Acogedor por fuera y por dentro: lugar, gestos y palabras. (Foto: Lar São Jerónimo)

Uno de los momentos más significativos el “corta-bolo”, momento en que se corta solemnemente la tarta (o una de ellas), corte que se suele hacer con varias manos significando la unión y participación de los comensales. El evento, fue recogido por diversos medios de comunicación: prensa, radio y televisión. Todos terminaron muy contentos, esperando la próxima edición. Esta vez esperábamos 200 comensales aunque, según la empresa de catering, se dieron 310 platos.

Niños fuera, niños dentro

Noeles por doquier (Foto: Lar São Jerónimo)

Y como recuerdo de nuestro compromiso de atención a la infancia se quedó en nuestro Centro un niño, que estaba atendido por dicho “Gabinete” y a partir de ahora puede disfrutar de un nuevo “hogar”.

Y nos acercamos a Fin de Año, esta vez pasado por agua, toda la noche de lluvia, que no impidió los cohetes y gritos de ¡feliz año nuevo! en la hora propia que se oyeran en toda Beira y gran parte del mundo. La música tampoco faltó en el entorno durante toda la noche, e incluso durante el día siguiente, salvo los ratos que se fue la luz y unas tres horas de descanso a eso de las 2 de la tarde.

Luz en medio de la noche

En la noche los relámpagos iluminan la huerta. (Foto: P. Carlos).

Aquí fue precedido por un día o, mejor, una noche de una buena tormenta eléctrica, con su correspondiente lluvia y de la que dejamos como testimonio alguna foto curiosa.

Un ralyo y algo más.

Un rayo se ve a lo lejos y un efecto extraño ¿cerca?
(Foto: P. Pedro)

¡FELIZ AÑO 2014!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: